DIÁLOGO INTER MORTOS

martes, 5 de julio de 2011


Hemos tenido suerte, 
la marea vino por nosotros.
Se llevó nuestros cuerpos
de pulmón y sal
y no nos dejó en tierra.


No mires, 
no mires atrás.
El resto allá quedó
anclado.
Sus raíces se hunden
en la arena
y nosotros volamos, 
¿liberados?
Quizá.
Suerte tenemos
de alcanzar la libertad
aun sin saber
si vivimos.


                                                             


Ya escapamos
de los dedos
del tiempo.
Nuestros labios
ya no entienden
de palabras,
ni de besos.
Nuestros ojos
sólo miran
al cielo
sin ver los deseos
que colgamos
de su techo
años atrás.


Sólo ahora entendemos
que la libertad
se va llegando
a paso lento o ligero,
según la cantidad
de años gastados
en deshojar
nuestras vidas.


No mires,
no mires atrás.
Ahora que puedes
ver sin mirar,
no olvides
que eres libre.
Ahora que ya no estás.

0 hojas secas:

Publicar un comentario

Echa un vistazo...

Loading...