martes, 11 de mayo de 2010

¿Y qué si a veces

tengo tantas ganas

de estar

viva?

No es mi culpa

Si no siempre

Tengo tiempo

De hacer

Lo que debo.


Quizá sea cosa

De este cuerpo mío,

Travieso y rítmico.

Ya lo noto,

¡ya lo noto!

Otra vez empieza,

Otra vez desea

Saludar a la mañana

Que nunca contesta,

Porque es ley de vida

Que los humanos

Nos volvamos un poco locos

De vez en cuando

Con las maravillas

De lo más vano.


Fuera, fuera la ropa.

Que me vean,

¿Eso qué importa?

Si sólo quiero

Alcanzar esa barrera

Donde se besan

Cielo y suelo.


Y quisiera correr, correr;

Correr entre esas viñas

Con los pies

Desnudos.

Reír como una niña

Y yacer sobre la tierra,

Que aún no es tiempo

De yacer bajo ella.


Correr, saltar y hundir

Mis dedos

En la blanda arena

Y sentir el grano

Latir bajo mis manos,

Zurcirme las piernas.


Y que llueva,

Que llueva mucho.

Que me empape la piel

De membrillo caduco,

Blanca de tanta quimera,

La misma agua ligera

Que bebí ayer.


Líquido en la cara,

Realidad.

Surcar la libertad

Que encierra esta ventana.

Sentir la piel caliente

Estremecerse

En los otoños

Viejos como el mundo.

2 hojas secas:

Espérame en Siberia dijo...

Y vivir, vivir mucho. Besar, besar mucho (y a muchos); GOZAR, que para eso vinimos al mundo.

Enhorabuena por tan lindo Blog, darling. Un deleite haberte encontrado.

Mucha, mucha luz :)

Norman Bitch dijo...

"Sentir la piel caliente
Estremecerse
En los otoños
Viejos como el mundo"

Enamorado..., jajaja asi me tiene este texto..., Recuerdos calientes, de pieles suaves en tardes de hojas marrones...

http://www.myspace.com/sharonbates

Publicar un comentario

Echa un vistazo...

Loading...